domingo, 14 de febrero de 2010

Premios de la Música Aragonesa.





El pasado dos de febrero se celebró la undécima gala de los Premios de la Música Aragonesa. Once ediciones ya de la gran fiesta de la Música aragonesa que otorga unos premios musicales concedidos a través de la mediación de votaciones populares. Como ocurre en todo certamen que se precie, los sentimientos y las sensaciones suelen estar revueltos en empatías discordantes. Por la sencilla y universal razón de que nadie ve el futuro y por ende, hay quien espera ganar y no lo consigue, y a su vez, hay quien no espera nada y gana algo.

Desde que estoy con Aragón Musical, a la sazón organizadores del evento, cubro dicha gala y la verdad es que de algo tan simple, siempre aparecen en esa noche mágica, fotografías realmente simpáticas. Rostros expresivos, actuaciones musicales dignas y ante todo, amigos que conforman la familia de la música aragonesa.

Personalmente, con esta apreciación me quedo. Como dijo uno de los miembros fundadores de Aragón Musical, David Chapín, en una intervención de este acto hace pocos años, da igual quien gane, lo mejor de este día es que una vez al año, todos aquellos que tenemos algo que ver con la música en Aragón, se reúnen para intercambiar risas, abrazos y experiencias. Incluso el público, que puede acceder a este evento mediante entrada, es parte principal de la música. Esa es la grandeza de este acto y no otra.

Por eso me quedo con esta imagen que tomé. Ya es tradición que al terminar la gala se suban los premiados al escenario y posen para la posteridad. Y no es menos para recordar en el día de mañana, que a pesar de todas las diferencias, de los problemas de ser artista, de la lucha por la supervivencia, la música consigue juntarnos y arrancarnos una sonrisa. Otra de las grandezas del arte. Otra de las beldades de la música que enriquece nuestras vidas.




http://www.premiosdelamusicaaragonesa.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario