sábado, 19 de diciembre de 2009

Un deseo, una nota musical.


Hay tantos deseos por cumplir y tan buenas acciones para realizar, que toda Navidad se queda corta. En realidad somos mayores y sabemos cómo funciona esta sociedad... Para endulzaros un poco esta época, ahí va un regalo invernal para desearos lo mejor en esta vida. El 2010 viene cargado de fotografías y música.

Este pequeño vídeo es sólo una muestra de las coberturas musicales que hice en el mes de Noviembre. Como afortunadamente ya es habitual, Zaragoza ofrece una oferta variada cultural por una sencilla razón: aquí hay vida, hay Arte.
Va por vosotros.
Un abrazo.

Ángel




video

martes, 1 de diciembre de 2009

El abrazo de la seda.



Hace unos días me sobrecogió la noticia que anunciaba la muerte de una joven chica, modelo prometedora integrada en las glorias, penas y las bambalinas de París. No pasó desapercibida esta desaparición a mis ojos cuando en un instante me vino a la memoria el ámbito fotográfico que también trabajo de refilón: el mundo de la moda. Y este fallecimiento viene a ratificar lo que todos sabemos. Nada es fácil y detrás de la imagen, puro artificio, glamour postizo y sensualidad latente, se esconde un duro oficio. Hace poco, Claudia Schiffer, la que fuese una de las grandes modelos de la historia de la moda, lo comentaba. Hay que trabajar mucho, ser disciplinado, estar en el momento justo en el lugar adecuado. O dicho de otra manera, como la vida misma; casi todo funciona así.

Pero esto aplicado a adolescentes imaginativas y desbordadas por la ambición, a veces da resultados nefastos. Por una sencilla razón, nunca hay que dejar de tener los pies en la tierra. Y lo irónico de todo es que, nosotros los fotógrafos, somos creadores de imágenes, de mundos prometedores y sugerentes que en muchos casos están al servicio de la industria. Esto convierte nuestras imágenes en cautivadoras esencias de sueños. E invitamos a pensar que todos podemos llegar a ese mundo de fantasía.

Realmente fascina realizar este tipo de fotografía. Entran bien en el cuerpo de uno las horas y horas de sesión, los concienzudos preparativos y la imaginación puesta en un pincel de maquillaje. Cuando vemos a la modelo que nos gusta vestida y preparada, tenemos la puerta a otro mundo; nuestro mundo. Y lo inmortalizamos con un solo botón. La pena es no poder conceder ese deseo a todos las chicas que sueñan con desfilar, aparecer en las portadas de grandes revistas, ser voz en la prensa rosa como modelo a seguir o simplemente vivir de ese oficio. Por eso hay que colocar cada cosa en su sitio. Y la moda es una industria llena de trabajadores. Todos se merecen una dignidad, por encima del esfuerzo que no se puede aguantar.

Es posible que los padres de Daul sientan rabia por haber perdido a su hija carcomida en un mundo tan efímero. O por no haber estado allí con ella, o no haber podido escucharla cuando gritaba y nadie la escuchaba. Todos, de una u otra manera, gritamos cuando no aguantamos la presión. Lo mejor hubiese sido dejarlo todo. Lo triste es que a sus veinte años de edad, Daul pensara que todo había terminado para ella. Olvidó que la moda es un trabajo más, una industria más. No todo vale en el aroma de un perfume, un cuerpo bello bien vestido o unos andares sensuales. Hasta el mejor maquillaje acaba cediendo y mostrando el rostro de la verdad que está en nosotros. Nunca hay que perder la humanidad. Y menos el mundo del glamour, vendedor de sueños a precio de suspiros atrapados en una mampostería tan fina que puede romperse. Como un día se rompió Daul.

sábado, 28 de noviembre de 2009

Niños para siempre.



Uno es artista de por vida. Se lleva en la sangre. Quizás sea un razonamiento fácil para responder a esos regresos musicales que realizan de un tiempo a esta parte, distintos grupos de nuestro panorama musical español. Por supuesto en algunos casos hay dinero, pero hoy en día no es buena época para hablar de éticas irreductibles al peculio, cuando esta crisis ha devorado profusamente los cimientos de nuestro sistema.

Uno de los grupos musicales aragoneses que ha regresado a los escenarios es Niños del Brasil. Desde su separación sólo tuvimos ocasión de verlos para celebrar los aniversarios que conmemoraban tiempos mejores, y no ha mucho tiempo, en exclusivas apariciones. Ahora, han sacado un nuevo disco, “Géminis” que completa una labor de vuelta al ruedo. Los fans lo pedían e imagino, que su vena artística también. Más que el dinero, que en este caso no importa en personajes con su vida ya hecha.

El 7 de noviembre pasado realizaron un concierto en el zaragozano local Café Hispano. Allí me acerqué cámara en mano para ver a uno de mis grupos favoritos de la escena musical atemporal de Aragón. Reconozco que iba con curiosidad casi científica pues no había oído en directo el nuevo disco “Géminis”. Las sucesivas apariciones de Niños del Brasil en estos últimos años me habían dejado un sabor agridulce, sobre todo con el nuevo tecno que aportaban a las remezclas y temas recién creados hace ya algún que otro año. Sin embargo el concierto me impresionó por la fuerza y el buen hacer que siguen teniendo. Y… los arreglos musicales y los teclados me sonaron de nuevo a Niños; a nuestros Niños de siempre, algo actualizados, pero con la fortuna de integrarse en nuestros días, dando una lección de elegancia en tiempos profusos de livianas experimentaciones vacuas.

El cantante Santi Rex, se comió al público con su voz y con la complicidad de ver que la poca gente que asistió al concierto, se consagraba como lo que ya eran, fieles a un estilo, a una firma. Y eso, es el mejor premio a un artista. La alimentación de un público que conecta contigo.

Temas de siempre con temas actuales. El escenario no era el apropiado; demostraron que un grupo cabe en unos escasos metros. Y por supuesto, una iluminación, al principio escasa para poco a poco convertirse en ligeramente perdonable para fotógrafos como yo.

De este penúltimo mes del año, es una de las citas, con la música en directo, que más buen recuerdo me ha dejado. Quizás porque en estos casos comparamos irremediablemente con lo que hacían en sus anteriores etapas. Y a pesar de todo siguen arrancando una sonrisa cómplice sabiendo que estos niños hacen lo que quieren y porque les gusta, al igual que sus fans siguen en esa comunicación que antes comentaba. Es una de las grandezas del Arte, que haya alguien al otro lado que te mirará con la connivencia de un espectador que le gusta lo que haces.


sábado, 14 de noviembre de 2009

Círculo Fotográfico de Aragón en la Casa de los Morlanes.




Ya es oficial la próxima exposición que Círculo Fotográfico de Aragón realizará en Zaragoza. En una temporada pletórica que conmemora los 15 años de esta asociación, visitamos una de las mejores salas de la ciudad. Hace ocho años tuvimos la ocasión de hacer una magna exposición en este mismo lugar. Ahora promete ser más emotiva, más grandilocuente y más vetusta; no en vano, cumplir esta edad tiene todo un mérito.

La inauguración será el 27 de enero. Por mi parte expondré unos pocos anticipos de la colección “Claroscuro” y algún que otro guiño de mi carrera fotográfica: arte conceptual, moda…

La diversidad de autores y la grandiosidad del espacio comprenderá una variopinta muestra de talentos personales que no se ve habitualmente en Zaragoza. Si la exposición de fotografía inspirada en Poe os dejó un buen sabor de boca, la Casa de los Morlanes os sumirá en un deleite más que placentero. Como he dicho alguna vez, el Arte es uno de los alimentos del alma.


jueves, 29 de octubre de 2009

Un cementerio con voz y web propia.

Hace unos cuantos años emprendí una aventura de lo más peculiar pero una de la más placentera a nivel personal que he hecho nunca. De esas acciones en la vida de las que uno se siente orgulloso.

Siempre he visto el mundo de los Muertos como una cultura con personalidad propia. Arte, historia… misterio, por supuesto. Pero en España, a nivel popular, sólo vemos las bagatelas del mercantilismo norteamericano; cultura esta a la que hace tiempo pertenecemos. Sin embargo, en la memoria, en nuestros ancianos y en el sentimiento que negamos atisbar, se encuentra el terrible pensamiento de saber que un día todo se acaba. Esa desazón, que en la juventud duerme latente en un sueño que queda lejos, ha alimentado la trascendencia de nuestra posición en una existencia, para unos religiosa, para otros kármica, para otros inexistente… Pero siempre con un lenguaje, una riqueza cultural y simbólica, que dota cualquier lugar donde yacen restos humanos de un sentido especial.

En estas fechas quiero recordar un reto que emprendí hace diez años con mi amigo Miguel Sanza Pilas y que las nuevas tecnologías de Internet dotaron de virtual inmortalidad. Estoy hablando de la web del cementerio de Torrero en Zaragoza. Es decir, el cementerio oficial de esta ciudad.

Con el afán de mostrar la historia de este camposanto se puso en marcha un proyecto para crear este sitio web único en España. El objetivo fue y es cultural; mostrar la historia de este recinto, enseñar qué hay dentro, personas importantes de Aragón, obras de arte, tumbas de valor artístico… Todo un universo funerario rescatado del olvido y accesible en la Red. Y lo conseguimos. Bajo la supervisión de Miguel se creó un grupo de trabajo formado por programadores que atendieron las expectativas de un proyecto funcional, divulgativo y realmente necesario. En 1999 pusimos en Internet el sitio a modo de pruebas. Al año siguiente, ya era oficial. El primer web de un cementerio español y uno de los mejores considerados del mundo.

El diseño claro, bello y funcional de Miguel Sanza dio cuerpo a mis textos y fotografías. Todo es posible en la Red. La criatura creció a buen ritmo. Tanto, que comenzamos a buscar manos amigas. Entre ellas, la del Ayuntamiento de Zaragoza. Sin embargo, como ya he dicho alguna vez, los políticos y la cultura son un mal maridaje. Tan solo contamos con la colaboración desde el principio de la empresa Ros Fotocolor, que en aquella época representaba en España al fabricante fotográfico Olympus. Esa colaboración amiga me permitió precisamente entrar de lleno en la fotografía digital profesional de finales de la década de los noventa.

Y así, paso a paso hemos ido cuidando como hemos podido este bello proyecto que como cada año, por aquello del uno de noviembre, brilla un poco, sólo un poco más con luz propia.

Ahora, tiempo después, sigue ahí dando espacio a la cultura y a la interactividad del medio en el que navega. Sin querer, nuestra criatura es la web oficial de un cementerio. Nuestro foro rebosa de opiniones y quejas contra el consistorio. Y la propia web del ayuntamiento de nuestra ciudad, nos recomienda. A estas alturas, sólo nos queda agradecer a la gente que ha estado y está con nosotros en esa mirada al más allá, que se produce desde el más acá. Sin máscaras, sin titubeos, sin tomar partido en nada. Sólo mostramos lo que hay y colocamos el mundo funerario donde se merece. En su origen y en su medio natural: nuestra cultura. Esa es la gran aventura que emprendimos y que tras una década de vida sigue adelante. Quizás podría ser de otra manera. Quizás mejor y con más recursos. Pero los Muertos tienen voz propia y mucho qué decir. Os invito a que entréis en este sitio web sin miedo y con las ansias de saber y descubrir un mundo muy rico. Algún día formaremos parte de él, pero mientras, podemos aprender del mismo. La vida, entre otras cosas, es eso, un continuo aprendizaje. He aquí un granito más de arena. Espero que os guste.


www.cementerio-zaragoza.com

jueves, 22 de octubre de 2009

Exposición fotográfica inspirada en Edgar Allan Poe.



El día 4 de Noviembre se inaugura una exposición de fotografía muy peculiar. La Biblioteca de Aragón (C/ Doctor Cerrada, 22) albergará durante un mes las inspiraciones, sugerencias y representaciones que el universo de Edgar Allan Poe imbuye en los fotógrafos de la asociación zaragozana Círculo Fotográfico de Aragón. No es la primera vez que hablo de este grupo en mi blog, no en vano yo soy miembro desde hace dos lustros. Y a buen seguro no será la última, os invito a que aprovechéis este evento para conocerla si es de vuestro agrado el mundo de la imagen.

El motivo no puede ser de lo más placentero para quien por sus venas discurra cualquier tipo de inquietud cultural. Y no digamos para los amantes de la lectura.

Se ha escrito mucho sobre Poe y su obra por lo que no hablaré aquí de su vida, pero sí de mis impresiones y opiniones acerca de él y su pluma, no en su totalidad pero sí en gran parte devorada por mí. Dado el matiz oscuro que me caracteriza no era raro que me acercara a este escritor. Su mundo no es sombrío en sí, sino que se sume en las penumbras de la mente humana. Todo depende de la óptica del que mira, y en eso, los personajes de los relatos de Poe son realmente curiosos. En general su obra es variada y uno se puede encontrar de todo; desde una historia grotesca de enfermos mentales encerrados que no lo son, hasta una gato acusador y emparedado en la pared.

La clave de Poe es la atmósfera en la que se suceden sus historias. Más incluso, opino, que su escritura; de hecho hay escritores más relevantes en su época y en sus géneros. Sus historias son perturbadoras, a veces con finales sorprendentes y con un miedo psicológico alimentado por la incertidumbre y lo sobrenatural. Quizás, como dijo alguien una vez, porque en aquellos tiempos la gente se asustaba con más facilidad, el miedo vestía de sutil cotidianidad y agridulce insania.

En los poemas de Poe encontramos más bien un cierto delirio enajenado por el hastío de una vida llena de altibajos, cuando al buen hacer de uno se le priva a veces de recompensa. Ese quizás sea el motivo del alcoholismo galopante de Poe.

Y por supuesto el amor. Motivo universal, desesperación eterna sacralizada desde tiempos inmemoriales y ensalzada hasta cotas inimaginables, por si se nos había olvidado, en el movimiento Romántico. Poe, en su peculiar fragilidad, reduce el amor de Leonor a un pájaro negro de mal agüero cuyo nombre seguro conocemos.

Imaginación desbordante la de Poe, a veces algo densa pero encantador en sus conclusiones. Cada relato una historia. Miles de libros y no menos recopilaciones. Unas cuantas interpretaciones, y no pocas influencias posteriores. Fue un buen escritor, un buen editor de revistas y un buen enfermo. Hoy, no sé por qué no antes, se le venera. Se le nombra padre del relato policíaco. Y su foto se encumbra. Por tanto no es extraño que le rindamos un pequeño homenaje. Qué mejor que las diferentes visiones de fotógrafos con una mentalidad de nuestros días que difiere mucho de la de las personas de a pie de su época. Aunque nuestros temores, manías y pasiones nunca cambian. Será que somos humanos como Poe, o simples animales como los que aparecen en sus historias. A mitad de camino un desenlace, en la Biblioteca de Aragón de Zaragoza, del 4 al 23 de Noviembre.

viernes, 9 de octubre de 2009

Avance de “Claroscuro” en la revista MU





La revista mensual de cultura contemporánea MU ha tenido a bien publicar un avance de mi obra actual. Acaba de salir al mercado y se puede adquirir en kioscos y puntos de interés cultural selectos. O dicho de otra manera, VIPS, kioscos especializados y centros como museos, bibliotecas, universidades... El artículo, con textos del que suscribe, muestra unas imágenes bien editadas de lo que será mi próxima obra.

Desde aquí agradezco a Laila y Nacho su buen hacer e interés mostrado. Sobre todo en esta época de vorágine y dominio de la imagen en la que editores, galeristas y críticos tienen la ardua tarea de clasificar, cribar, elegir y opinar oficialmente sobre el Arte. Precisamente hoy que estamos tantos artistas para un mundo distraído.

www.revistamu.com

martes, 6 de octubre de 2009

Rally fotográfico (II)


El pasado día 3 de octubre tuvo lugar el V Rally Fotográfico organizado por el Círculo Fotográfico de Aragón. Monegros fue el escenario, para ser exactos la ruta de Jubierre supuso la senda a seguir. En breve se realizará un acto de entrega de premios y por supuesto visionado de fotografías. Adelanto que darán que hablar la imágenes captadas. Esta tierra de sol e historia da mucho juego.

Os invito a que visitéis no sólo Monegros sino lo que tenemos delante de los ojos y a veces no vemos o simplemente olvidamos. Merece la pena.

Y por supuesto agradecer a todos los que han apoyado este proyecto porque sin ellos no habría sido posible. En especial a Teresa Gómez, presidenta del Círculo Fotográfico de Aragón, cuyos miembros hicieron posible esta aventura, Manuel Arribas por su soporte creativo, a Fernando González, nuestros ojos monegrinos, a los patrocinadores y a los medios de comunicación; a Radio Monegros, y en especial a Beatriz Pitarch y la SER que con tan poco tiempo se fijaron en nosotros.

Enhorabuena a todos los participantes y por supuesto a ese Arte y lenguaje que es la Fotografía. De recuerdo una foto que tomé en el Albergue del Santuario de Nuestra Señora de Magallón en Leciñena. Un sitio excepcional en lo alto de un destino... Destino Monegros.


http://circulofotograficodearagon.blogspot.com


domingo, 4 de octubre de 2009

Reportaje final del Concierto de Las Novias, 12 de septiembre, Zaragoza.

Ya está disponible toda la cobertura que hice del concierto celebrado en el Centro Cutural de la Almozara (segundo día). En esta ocasión, y dada la cantidad de fotografías, he abierto una cuenta en Flickr. Espero que las disfrutéis.

http://www.flickr.com/photos/angelburbano

miércoles, 23 de septiembre de 2009

XXVI Concurso Fotográfico Joaquín Gil Marraco

Zaragoza posee varios concursos artísticos que bajo el nombre de “Ciudad de Zaragoza” simbolizan el esfuerzo del Ayuntamiento de la capital del Ebro por recompensar el Arte en sus diferentes apreciaciones. En cuanto a fotografía se refiere ese premio se llama Joaquín Gil Marraco. Concurso con solera e historia que lleva más de dos décadas de vida, y que cumple esa función gubernamental dentro de las citadas convocatorias. No es un premio excesivamente conocido fuera de Zaragoza, por lo menos a juzgar por su no muy populosa participación, pero sí está bien dotado económicamente y supone una buena invitación para los autóctonos.

En esta ocasión participé con un adelanto de mi obra “Claroscuro” que ha sido seleccionada entre todas las presentadas. Por ello se pueden ver tres fotografías de mi presente trabajo en la sala de exposiciones de la Casa de los Morlanes en Zaragoza (Plaza San Carlos, 4) en horario de 10:00-14:00 y 17:00-21:00; todos los días excepto el lunes que está cerrado y los días festivos en horario de mañana.

Los concursos de fotografía son un mundo aparte pero se agradece que de vez en cuando se le tenga a uno en cuenta. Os invito a que veáis la exposición que durará hasta el 18 de octubre de este año. Se trata de un paseo libre y heterogéneo por el arte fotográfico, con fotos realmente variopintas que como toda exposición, merece la pena ver. Enhorabuena a los ganadores y que disfrutéis viendo las obras tanto como los autores haciéndolas.

domingo, 20 de septiembre de 2009

Pensamiento asfáltico

Me gusta observar a la gente cuando camino por la calle. Mirarles a los ojos sin que se den cuenta. Da igual no obstante que se percaten de mi acción, es sólo una mirada más… Sin embargo he observado despavorido una característica que se va haciendo más común. A veces me fijo en cómo andan las personas, sobre todo las que llevo delante de mi caminar. Muchas, andan haciendo “eSes”. No hablo de efectos del alcohol, sino de una especie de deambular mientras se camina. De una oscilación, involuntaria imagino, en el trayecto. De una duda hacía la dirección a seguir.

Me pregunto yo, ¿será reflejo de esa constante incertidumbre vital?, ¿de ese vacío interior?, ¿de esa falta de creencias?, ¿de ese pensamiento abusivo y repetitivo que nos distrae?... No lo sé, porque ni siquiera sé si yo mismo ando haciendo curvas. O a lo mejor es que miramos a tantos lados que el cuerpo no sabe hacia dónde ir.

Esta apreciación mía acerca del andar de los demás, la corroboro cuando en aceras estrechas y angostas hay que sortear a los que vienen porque aunque uno intente mantener la línea recta en su caminar, siempre tiene que esquivar… a alguien que viene haciendo “eSes”. Como la vida misma, el resultado final es una mezcla entre lo que deseamos y lo que nos dejan hacer. Un compuesto como el aceite mezclado con agua, que acaba siempre separándose.

Si el caminar dice mucho de nuestra personalidad y vida, creo que la brújula que tenemos dentro va algo desorientada. Hay quien pisa firme y decidido y en línea recta… Y esos son los que muchas veces tengo que soslayar porque sé que no se apartarán. Como el que cruza un paso de peatones y se enfrenta de sopetón a alguien que intenta sortearnos a la vez que nosotros realizamos la misma acción.

Podría pensar que ya no sabemos transitar. Pero no sería justo con las personas ancianas que tienen que oscilar en su andar irremediablemente. Puedo pensar que no tenemos civismo, pero sería injusto con los que ceden su momento ante otro. Pero el asunto es grave. Imaginemos que oscilamos al conducir, al ir en bici… Yendo más lejos imaginemos que nuestra lengua oscila al hablar. Podríamos dar a equívocos en lo que decimos. Es francamente un misterio. Un día preguntaré a quien proceda, el porqué de sus zarandeos al caminar. A lo mejor ni él o ella sabe que lo hacía.

El paso firme no está de moda. La línea recta ya no es el trayecto más corto entre dos puntos. Invito a las autoridades competentes que hagan calles en forma de serpentina. Y a los que andan bien… que disfruten de andar dando “eSes”. Me seguiré fijando en el andar de la gente cuando camino.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Directo a ti - "Las Novias" 12 de septiembre de 2009




El pasado 12 de septiembre tuvo lugar el segundo concierto de la gira "EGO" del grupo aragonés Las Novias. De momento, el último que se hace en Zaragoza. A semejante cita acudí con la buena compañía de la gente que solemos nutrirnos de buena música en directo y por supuesto… mi cámara. Mientras ultimo el reportaje completo os adelanto dos imágenes, para mí, muy esclarecedoras. Lejos de la grandilocuencia de la iluminación y de la puesta en escena de un escenario realmente cuidado, adelanto estas fotografías que reflejan muy bien un sentir común. Por un lado el hambre de sus seguidores saciado por la entrega del grupo y en especial de su cantante Toño Leza. Sobre una pasarela corta retroiluminada desde el suelo, Toño se entregaba y predicaba el espíritu Novias en un recinto apartado del centro de la ciudad, lejos de contratos baldíos y peculios insuficientes para igualar el aroma oscuro de estos románticos.

Sobre un escenario de paredes teatralmente aterciopeladas presidía la comunión un grupo enconsertado por su pasado y sin embargo rompiendo el presente de una manera vergonzosa para las jóvenes promesas de hoy. Conectar, vibrar y transmitir, con su sana madurez, mejor que las recalcitrantes formaciones musicales actuales.

Un sofá rojo con forma de mueble de motel norteamaricano servía de recodo en lo insólito del contexto; unas paredes altísimas colocadas en forma de trapecio y rematadas al fondo por una ventana luminosa que custodiaba el batería. Para acercarse a su público y entregarse a la masa, una pequeña pasarela que como decía antes, iluminaba la escena desde abajo dotando al cantante del rol de maestro de ceremonias. Ese momento, esa entrega de público y cantante, es la imagen que muestro. Habrá más.

Sin embargo caló en mí la mirada cómplice y nostálgica que el propio Toño lanza al bajista Pedro. Es algo como una contemplación triste y embriagadora de otros tiempos y otras andanzas truncadas por el destino. Una especie de disfrute orgiástico con los seguidores ciegamente entregados para recordar. Un placer cual droga con efectos que pasarán dejando el agridulce sabor de que la juventud perdida, se envasa como perfume en las canciones que se hacen para la inmortalidad.

Efectivamente habrá más fotos que serán puestas en www.aragonmusical.com y medios oficiales del grupo.

Iluminación exuberante, aplaudo la labor, y momentos inolvidables; entre ellos, dos colaboraciones, Álex Embid y Jafi Marvel.

Como el buen vino, mejoran con el tiempo. Sobre todo el cantante, más personal y maduro en su voz. No soy quien para hacer una crónica, eso se me da mal y no veo en Aragón realmente muy buenos críticos. Pero basta para dejarse llevar por sentimientos, y estos, no tienen ni tendrán precio nunca.



jueves, 10 de septiembre de 2009

Rally fotográfico



Círculo Fotográfico de Aragón es una asociación de amantes de la fotografía que en breve cumplirá 15 años. Semejante edad es toda una alabanza a la cohesión que rezuman los socios de esta asociación, entre los cuales me jacto de estar yo. Todo aquel que quiera compartir sus experiencias y enriquecerse mutuamente en el Arte de la fotografía, siempre será bien recibido. El día 3 de octubre, "Círculo" (como la llamamos los componentes) celebra un rally fotográfico por tierras de Monegros. Bajo un itinerario preestablecido, a modo de concurso, se realizan fotografías en un marco realmente especial. Un recorrido fascinante y exultante de motivos para captar. Todos, los que hacéis fotos y los que no, estáis invitados. Es una buena ocasión de socializar la fotografía, conocer gente afín y maravillarse de este entorno monegrino. Monegros, dicho sea de paso, es más que un desierto o un festival de música. Son los límites de un mundo con personalidad propia. Me atrevo a decir sin descaro que puedo recomendaros al que es el mejor retratista de esta zona. El fotógrafo Fernando González, oriundo de esta tierra firmada por el sol, convierte sus fotografías en artesanía visual. Echad un vistazo a sus blogs:

- fgseral.blogspot.com

- algodelosmonegrosyunpocodelodemas.blogspot.com

Y si alguien está interesado en el rally puede consultar el blog siguiente:

- circulofotograficodearagon.blogspot.com

A través de él puede ponerse en contacto e inscribirse oficialmente si lo desea. Fotos, manduca, amistades… Pocas artes ofrecen tanto por un sólo ¡clic!.

martes, 25 de agosto de 2009

Estampa estival


Tengo una premisa personal y es que considero que muchos de los grandes viajeros acaban siendo grandes fotógrafos. Dada su capacidad para crear constancia de lo que ven y viven, hacen uso de la fotografía para ello. Usan este arte como lo que es, un lenguaje.

Yo me considero bastante mediocre a la hora de hacer fotografías de viajes. Quizás, reconozco, porque no soy muy trotamundos. Sin embargo aprovecho ahora que termina agosto, para aportar mi granito de arena al tópico estival. Frente a la marabunta de fotos y vídeos postverano que invaden nuestras vidas, propongo esta humilde foto. Un buen encuadre y una buena exposición frente a un sol matador hecho en una sobremesa de agosto. Y arriba, culminando el cuadro, un castillo con sus ruinas románticas sobre un pueblo amurallado.

Por supuesto, ha habido retoques. Con semejante sol no queda más remedio. Y por si alguno sospecha, desmiento que no es HDR. No lo necesito teniendo a Corel (la honorable competencia de Adobe). Confieso que me he dejado llevar por esa moda del HDR y visualmente construyo un ligero efecto parecido. Pero siempre es el fotógrafo el que realiza la imagen, no lo olvidemos.

El lugar… un acertijo sin pistas. Sólo, una imagen.

miércoles, 5 de agosto de 2009

Aragón ya no suena

(http://angelburbano.blogspot.com) En los últimos días hemos vivido una más que deleznable acción en los medios de comunicación aragoneses. Los responsables de la radio autonómica aragonesa llevaban a cabo la muerte anunciada de un programa emblemático dentro de la cultura de esta región. Desde hacía tres años la asociación cultural Aragón Musical realizaba el espacio “Aragón suena”. Un día a la semana, mejor dicho, una noche a la semana; los domingos, se abría una puerta radiofónica para estar al día, informarse y culturizarse sobre todo el universo musical de esta región. Sin embargo, para la temporada 2009-2010, la cúpula directiva decidió suprimir “temporalmente” el programa por motivos… económicos.

Da mucho qué pensar. El machetazo ha sido doloroso y profundo. No obstante habrá repercusiones y presiones populares que esperemos hagan recapacitar esta desaparición a quien le corresponda.

Por desgracia, al que suscribe, no le sorprende esta noticia. Hacía tiempo que se venía confirmando que los políticos de Aragón son bastante incapaces de atender y comprender las demandas de la cultura y el Arte aragoneses. Pero más allá de ese mal maridaje se constata un hecho gravísimo: hasta la información depende de la rentabilidad. Creo que la desaparición de este programa se debe más que nada a la poca audiencia que tenía, por lo menos en comparación con otros espacios pequeños de cultura. Conociendo como conozco a los realizadores de Aragón Suena, dudo mucho que se perdiera dinero en su realización o en su publicidad. Alegan los responsables de la nefasta ejecución, que la radio autonómica dedica muchas horas a la música: retransmisiones de conciertos, informativos… Pero no caen en la cuenta de que su deber es informar de lo más relevante. Aquí se produce un contrasentido cuando creo que el interés cultural en nuestra tierra es minoritario. No hay inquietud.

Hace no mucho tiempo un amigo mío, versado en la noche zaragozana y gran experto musical, me comentaba que Zaragoza era una ciudad comercial. Estoy cada vez más de acuerdo. No se está produciendo un relevo generacional en la cultura y el Arte. Sólo casos aislados. En la música ocurre lo mismo. Hay poca creatividad y mucha música que me hacen sentir el déjà vu. Esto quiere decir que la cultura y el Arte en Aragón no son un sector de presión. A su vez, la falta de educación cultural hace que los políticos que nos gobiernan sean inhábiles para hacer una política de difusión, fomento y protección adecuadas. Ante esto surge la pregunta clave: ¿cómo se puede conseguir que la cultura sea rentable?.

Francamente, no lo sé. Quizás sea un error enfocarlo así porque el pueblo llano es el que tiene que moverse y buscar, crear necesidades que los políticos y los medios de comunicación de masas sacien. Reivindicar que no todo es válido y que hay que cumplir unas exigencias de calidad y variedad. Me gustaría que la desaparición de “Aragón Suena” supusiese un acicate para que se agiten las mentes de nuestra región y los responsables se den cuenta de que no sólo bastan el pan y el circo para tener contenta a la gente. Programas como este hacen que la cultura y el Arte sean atractivos y muestren que hay muchas más opciones que lo que nos muestran canales comerciales mayoritarios como los “Cuarenta Principales” por poner un ejemplo. Y no quiero hablar de los canales de televisión nacionales, por lo menos los que no son de pago, pues la calidad y temáticas de sus programas son abominables. Si eso es lo que todo el mundo quiere, ya no existe el más mínimo interés por nuestra cultura. Y esto no es cierto. Lo veo en la calle, en la noche, en la música en directo, en los libros que se editan, en las conversaciones y en los proyectos personales. Cómo decía antes, por desgracia, más individuales, rozando la marginalidad. Pero si existen, un medio como el ente autonómico aragonés, debe atenderlo y dar habida cuenta de ello. Aunque, las empresas que produzcan sus programas sean privadas. Ahí tiene que pesar la política. Y en eso hemos tenido otro desengaño. Para defender la permanencia de “Aragón Suena” en los despachos, sólo Chunta Aragonesista se erigió en defensora. Ningún otro partido hizo nada por evitar su decapitación. Ni siquiera Izquierda Unida; las llamadas izquierdas, que tienen fama de apoyar lo alternativo a veces se comportan peor que las etiquetadas como derechas. Es decir, da igual el partido, políticos son.

Por tanto, parece inexplicable y moralmente abominable la desaparición de este programa de radio. Me aterra pensar en una sociedad ya totalmente materialista hasta en sus conceptos más fundamentales. Y lo que es peor, la falta de respuesta del pueblo llano zaragozano. A fecha de este artículo se habla de un concierto protesta para después del verano. No sé si los políticos se retractarán pues para ellos simplemente se subirán al escenario los “amigos” del programa. Como buenos Santos Tomas del materialismo imperante necesitarían ver en escena a Amaral, Bunbury e incluso a algún político de peso (seguramente etiquetado de izquierdas) reivindicando la obligación de un medio de comunicación autonómico para informar de todo sin marginalidades. Por lo menos cuando los entes informativos autonómicos se dirigen por todos los partidos.

Sin embargo no es un caso aislado. Hay muchos ejemplos de la nefasta intervención política en Aragón. Otro caso reciente es el cierre del festival de cine de Fuentes de Ebro, o simplemente la gran metedura de pata del Teatro Fleta de Zaragoza. De todas formas en Aragón tenemos los políticos que nos merecemos. Una región conformista se adapta a la baja calidad operativa de los políticos de turno. Por lo menos cuando la gente en general no levanta la voz.

También hay que decir que con la excusa de la crisis se ha hecho mucha limpieza en diferentes sectores empresariales de España. Lo que choca ver es que se está jugando con la información. Esto aumentará la desconfianza en los medios, ya más cercanos a la manipulación que a la información. Con una línea editorial inflexible y con un escaso rigor informativo en sus preceptos más básicos; a saber, lo que se aprende en la escuela de periodismo, sea de carrera o de calle. En Aragón he conocido casos que corroboran estos puntos de vista y la última jugada con “Aragón Suena” es un ladrillo más del muro.

Lamentémonos pues y sepamos a qué atenernos. No obstante espero que haya una opción más para este equipo que hace posible no sólo un simple programa de radio sino una labor clave de agitación, fomento y difusión de la música aragonesa. No sé si en otro medio o en el que ya estaban, pero este programa y esta gente son necesarios se mire como se mire. Y a la objeción presupuestaria yo diría que es dinero bien empleado. Por no hablar de otros despilfarros reales. Pero claro son políticos y eso hay que entenderlo amigo Sancho.

(http://elmundodetrinity.blogspot.com) Por mi parte comentar mi más profundo rechazo al cierre “temporal” de este programa de radio. No creo que “Aragón Suena” haya resultado o resulte poco beneficioso, empresarialmente hablando. Seguramente han existido y existen dispendios económicos mucho mayores dentro de la Corporación de Radio y Televisión Autonómica de Aragón.

Pero ya se sabe que las minorías, y hay que reconocer que “Aragón Suena” es un programa de radio de minorías, no venden y no generan los mismos “ingresos” que las mayorías. Y aquí cabe plantearse lo siguiente: en un estado democrático todos y todas, mayorías y minorías del ámbito que sea, necesitan estar representados y tienen su derecho a tener su hueco, ya sea en la música, en el deporte o donde sea. Este espacio es fundamental para el buen desarrollo de una democracia y, por supuesto, para el desarrollo, en este caso, de iniciativas culturales que hacen progresar las sociedades.

En cuanto a si tenemos los políticos que nos merecemos (en referencia a lo escrito por Ángel), no estoy de acuerdo. Sería como pensar que tenemos la televisión que nos merecemos, y como actualmente los programas, en general, dejan bastante que desear, pues aplicando el mismo paralelismo tildamos a todos los ciudadanos de “incultos” o de que sé yo. Por supuesto, no es así. Si en la televisión nos ofreciesen programas de calidad, estoy segura de que los índices de audiencia serían elevados. Culpar a los ciudadanos de la “basura” que podemos encontrar hoy en día en la televisión o de los políticos que nos representan sería una gran injusticia.

Además, cuando votamos o no por unos políticos creemos que van a realizar o poner en marcha una serie de proyectos, y ¿quién nos garantiza que dichos proyectos se lleven a cabo a corto, medio o largo plazo?

El debate siempre ha estado ahí, los expertos aducen que cuando nos colocan programas “basura” los índices de audiencia suben y, entonces, claro “la pela es la pela”. Es importante tener en cuenta que la gente pone la “tele” un rato para distraerse, y elige entre lo que hay en ese momento. Es como si sólo existiera un supermercado en toda la ciudad, y los productos a optar fueran de “baja calidad”, como sólo hay esos, compraríamos dichos productos porque no tenemos otra elección. Pero si pudiésemos elegir en el supermercado entre productos muy malos, buenos o productos de elevada calidad, habría gente que preferiría unos y gente que optase por otros.

Doy mi voto por más programas de radio, por una radio más plural si cabe. La radio es un medio de comunicación que en los últimos años ha ganado audiencia. Y podemos decir que es el único medio que nos permite a los seres humanos realizar varias tareas al mismo tiempo, lo cual añade más ventajas todavía a este “mass media”.

Ejecutar o realizar un programa de radio no requiere grandes presupuestos, y es aquí donde me pregunto de nuevo: ¿tanto dinero perdían con “Aragón Suena” para retirarlo de la parrilla de programación? Sinceramente, no lo creo.


(Escrito por “El mundo de Trinity” y servidor)

http://elmundodetrinity.blogspot.com

jueves, 16 de julio de 2009

Crucifixiones






Uno de los proyectos que a largo plazo estoy desarrollando es la serie que llamo extraoficialmente “Gólgota”. Consiste en fotografiar mujeres crucificadas con puestas en escena muy distintas y muy distantes. A fecha de este artículo sólo he desarrollado cuatro. Dada la expectación y en ocasiones controversia, que despiertan las fotografías que componen esta idea, he querido escribir esta explicación y fundamento acerca de mi proyecto.

La idea base es mostrar una imaginería social sobre la situación y encrucijada de la mujer en la sociedad actual. Es decir, sus desafíos, sus problemas, sus carencias, su imagen contrastada con la del hombre… Para ello me he servido de un símbolo como es la cruz, como es la crucifixión. ¿Por qué?. Estamos en un Occidente multicultural que gracias a la tolerancia social y política permite que convivan toda clase de religiones, cultos, ideologías o sencillamente la ausencia de alguno de estos elementos. En un mosaico de variedad hay unos cuantos símbolos que independientemente de su origen y semántica son muy conocidos; incluso por los sectores y/o personas que no comparten su significado. La cruz es uno de ellos. Gran parte de la población sabe lo que significa este símbolo incluso sin profesar una determinada creencia o haber recibido una concreta educación. Ciertamente, este fenómeno es debido a la herencia judeocristiana que hemos tenido en Occidente. Sin embargo, la grandeza de esta representación iconográfica, hace que su semántica trascienda los cambios del pensamiento humano. Esa trascendencia hace que su identidad sea accesible para una gran parte de la población. Por eso he querido usar el simbolismo de la cruz como vehículo conductor a la hora de dotar mi mensaje de comprensibilidad y accesibilidad. Esto unido a que es la mujer el núcleo central de la obra, hace precisamente que hasta la fecha todas mis crucifixiones sean féminas en lugar de hombres. El paralelismo obvio entre un Jesús crucificado y una mujer cae por su propio peso; a la mujer le queda mucho por conseguir hoy en día a pesar de que creo que ahora mismo, en Occidente, ha alcanzado un estatus de libertad, respeto y autonomía no conseguidos en otras épocas. No obstante soy de la opinión de que seguimos siendo una sociedad preferentemente machista. Pienso que las jóvenes generaciones son más abiertas y que a la larga seguirá produciéndose una mejora de la calidad social que debe serle atribuida a toda mujer, y es la igualdad de derechos y posibilidades como cualquier otra persona. Con sus carencias y virtudes femeninas al igual que los hombres poseen como tal en su condición.

Por el contrario he de decir que no hay ni un solo atisbo de misoginia en ninguna de las fotografías. Ni siquiera en la “Santa Paciencia”, 2008. En la concepción de esta fotografía quise que la imagen constituyese un golpe visual. Algo que entrase de sopetón para despertar pensamientos y conciencias. Que la fotografía sea desagradable es una concesión que hago al estilo creador. Esa estética es directa con mi mensaje. A saber, maltrato sexual, problemática con las drogas, violencia doméstica y finalmente, los estigmas de Cristo de nuevo. Lejos de vilipendiar la figura religiosa que representa la persona del predicador de Nazaret, estoy seguro que si viese esta metáfora estaría de acuerdo con ella. Y digo metáfora, no comparación pues considero indigno que el Ser Humano se compare con cualquier persona o personaje deístico de cualquier religión. Los estigmas confieren un realismo crudo a la imagen y humanizan el sufrimiento haciéndolo palpable y reconocible. El título de esta fotografía es una alusión directa a la lucha constante de la mujer. Dicho título reconozco no está exento de cierto cinismo pero limpio totalmente de cualquier interpretación despectiva.

Las otras crucifixiones realizadas hasta ahora poseen un estilo totalmente distinto. Por un lado tienden más a la estética, a la creatividad pura de las formas del estilismo y de la imagen. Es por ello que en la primera crucifixión (bautizada como 1.0) haya un gran trabajo de posproducción rozando casi el diseño. No obstante siempre he mantenido que a pesar de estar muy retocada como se dice hoy en día, su base son dos fotografías, el muro de ladrillos y la modelo en sí misma. No oculto desde luego el uso de diferente software como son los programas de Corel, Photo-Paint y Painter. Este último famoso por ser un clásico de diseñadores (incluso en el cine). Como se ve en las fotografías puestas, otras crucifixiones tratan más de trabajos de estudio.

La Crucifixión 3.0 responde a una religiosidad explícita. Oculto el desnudo en transfiguraciones de la imagen para supeditarla a una simple persona cubierta por trapos. La sencillez de una tela da paso a la amargura de una crucifixión representada gráficamente. La foto simula lejanamente un diseño, o mejor dicho, un boceto de una persona crucificada. Por ello la sangre está colocada a posteriori, a diferencia de la “Santa Paciencia” cuya puesta en escena es real (aquí vuelvo a destacar el excelente trabajo de mi maquilladora oficial Inés Rodríguez, y la realmente paciente modelo Cristina). La sangre, los trapos que cubren un cuerpo desprotegido, el símbolo de un cáliz… todo son referencias a Jesús crucificado. Signos directos, concluyentes y explícitos que no dejan lugar a dudas y favorecen el mensaje que supone el pie de la foto “he aquí el sufrimiento-ecce cruciamentum”. Hay también un rostro femenino superpuesto, usado como imagen aparte. En este caso con una tachadura. De esta manera se alude a la negación del individuo producida por la crucifixión. Una forma de negar a la persona, marginarla, liquidarla.

La restante crucifixión se reduce a un torso. Un ejercicio de posproducción que curiosamente tiende a la belleza, al juego de colores y a sus formas. No todo ha de ser desagradable en mis crucifixiones. En su día esta fotografía fue titulada “Crucifixión 2.0 o la esperanza de Longinos”. El nombre del célebre romano supone una alusión directa a que todos podemos ser los que hacemos daño sin por ello dejar de esperar un perdón en base a un arrepentimiento real. En cuanto a los estigmas sólo aparece uno, el del torso, precisamente realizado por el mencionado personaje romano.

Todas las crucifixiones han sido expuestas en Zaragoza y concretamente la 1.0 fue publicada por la revista Arte Fotográfico (Madrid, 2001) dentro de su serie de origen, la colección de “El Muro”. En otro artículo hablaré de esta colección.

Cada crucifixión es única y no tiene porqué guardar paralelismos con las otras. No es una colección al uso, es un mensaje en diferentes formas, en diferentes medios de llegar al espectador. Creo que estas fotografías reúnen los dos pilares de toda obra de Arte. Dichos pilares son a mi entender mensaje y sensibilidad. No por ello ha de ser la obra una concesión fácil, no por ello tiene que ser bella. Y por supuesto no hay ningún ánimo de ofensa. Todo lo contrario, yo en mis obras no agravio, en todo caso critico.

Espero seguir con este proyecto. Dada su complicada realización discurre poco a poco pero con pasos firmes, dotando a cada obra de espíritu e identidad propias cual hijos de un mismo padre. Esa es una de las grandezas del Arte.










P. S.: De arriba a abajo, Crucifixión 1.0 (encabezado del artículo), Crucifixión 2.0 (esperanza de Longinos), Crucifixión 3.0 más "detalles" y finalmente "La santa paciencia".

martes, 30 de junio de 2009

Mis días de radio


Además de fotógrafo otra de mis facetas fue la Voz. Más de diez años delante de micrófonos, a través de tres emisoras y acompañado de auténticos héroes de las ondas hertzianas. En ese mundo he de reconocer que me encontraba como pez en el agua, pero siempre hay un momento en el que hay que decidir. La vida es eso, decisiones y más decisiones. Siendo ya periodista de formación me di cuenta de que ese universo en la sombra no estaba bien remunerado. El periodismo de base no está bien pagado en general. Así que por diversas causas prácticas mi labor radiofónica terminó hace unos años en la conocida emisora Radio Ebro, de Zaragoza.

Conocí la magia de la radio a los diecinueve años. Un compañero de carrera, Pau, vio en mí la persona idónea para una sección radiofónica en un magazine que se llamaba “Allá donde estés”. Diez minutos que bajo el epígrafe -El séptimo rincón- me abrieron las puertas a un mundo hasta entonces desconocido para mí. En esa sección mis recomendaciones, sugerencias y en definitiva, una auténtica tertulia en las ondas, versaban sobre el cine, otra de mis pequeñas pasiones. Esa emisora de radio que me vio nacer era Radio Topo. Hablar de esta emisora requeriría un capítulo aparte que no soy digno de escribir. Se trataba eso sí, y aún existe, de una de las grandes radios libres de España. Emisoras de radio sin licencia ni permiso gubernamental pero con una necesidad de cubrir la carencia informativa y cultural que desde luego no ofrecen las radios comerciales; ese es escuetamente el fundamento de estas importantísimas emisoras que abundan por todos los sitios.

Aquel programa lo hacíamos varias personas pero poco a poco mi labor fue creciendo con el paso del tiempo a la par que las ausencias de compañeros cuya agenda personal comenzaba a dificultar su labor. Al quinto año de vida de esta aventura prácticamente sólo dos personas realizábamos ese pequeño hijo nuestro de dos horas, en aquellas tardes noches de los viernes. Para entonces ya era una droga ese mundo mágico. Enclaustrado en una sala de control con mi música y con la libertad de algo que decir a los demás; informar, entretener, éramos y somos comunicadores. La agenda vital que hizo desaparecer de ese programa a mis compañeros, acabó por borrarnos del mapa a los últimos que quedábamos. Pero necesitaba más. No podía dejarlo. Así que mi siguiente andadura fue en Radio Las Fuentes. Otra emisora libre de Zaragoza que pasará a la historia como cuna de algún que otro periodista y rostro conocido de la televisión. Para entonces yo dirigía mi propio programa, se llamaba “Cuaderno de bitácora”.

Yo sólo. Yo con mis pensamientos, mi música, mis textos, mis improvisaciones… No me preocupaba que tuviese audiencia, simplemente era la materialización de mi imaginación desbordada que siempre me ha caracterizado. Por desgracia entré a formar parte de esa familia radiofónica en el peor de los momentos. Malos tiempos para el asociacionismo. Un amigo dijo una vez que hay dos tipos de asociaciones culturales según el tipo de demandante. Agrupaciones en las que uno tiene que aportar y asociaciones para simplemente recibir. Casi todas son del primer tipo, y precisamente eso es lo que nos cuesta a todos, aportar. Ceder parte de nuestro tiempo personal para una voluntad común.

Radio Las Fuentes murió en un proceso de reconversión comercial fagocitada desde sus entrañas. Quizás tenía que ser así.

Mi siguiente aventura recayó en un proyecto de gran envergadura. Un compañero de carrera, que a la postre se convertiría en mi amigo del alma, creó precisamente lo que hacía falta, lo que no existía; un programa de radio sobre el mundo de la solidaridad. Ese programa fue “ONGENTE”. Muchas personas formamos parte de él. Muchos y buenos periodistas se criaron y crecieron con este proyecto. Entrando como aprendices artesanos y saliendo como profesionales. Contando con colaboraciones de todo tipo, desde protagonistas marginados hasta firmas de peso de la cultura, política… En definitiva, en su sector era y no peco de altanería, el programa perfecto.

La emisora comercial Radio Ebro fue donde se albergó este programa semanal. Y digo albergar como de aquél hostal donde se paga para pernoctar. Así, con un espacio pagado del bolsillo de la producción, estuvimos un lustro en las ondas. Pero ¡hay!, si hay dinero de por medio… el peligro acecha. Digamos que cada medio de comunicación tiene su política, nosotros, los del gremio, decimos línea editorial. Y como nos podemos imaginar no eran líneas convergentes; eran paralelas sin puntos en común, en definitiva, un abismo.

En lo más alto que se puede llegar, el programa desapareció. Creo que lo hicimos tan bien, director, periodistas, técnicos, colaboradores… que el destino nos permitió el lujo de poder cerrar la puerta nosotros mismos y en el momento que quisimos. Con la cabeza tan alta que las cervicales estarían durante años resintiéndose.

Y así esa puerta yo personalmente no la volví a abrir nunca más. La vida, las ocupaciones hacen que una vuelta a la radio no sea una quimera pero sí algo todavía lejano.

Muchas veces lo pienso y mi amigo Juan Ramón, padre de ONGENTE, y yo nos lo preguntamos. Pero las vidas que llevamos son el mejor tratamiento antidroga para ese amor que en su día profesamos a las ondas. No obstante no vemos el futuro, quién sabe.

Allí, en un pequeño control de radio, el que suscribe abría las puertas de un mundo personal para que entrase cualquier invitado. Un mundo mágico repleto de intimidad, riqueza, sentimiento y libertad. Con la libertad de una línea editorial, que insisto, todos los medios de comunicación libres o comerciales acaban teniendo, pero con unos horizontes tan amplios que ni la teatral televisión ni el poder de la prensa escrita pueden igualar.

Afortunadamente vivimos en un país con mucha tradición radiofónica. Y a pesar de las nuevas tecnologías algo queda. Aunque sea en la noche noctámbula, en el trabajo, en el despertar de la mañana… La grandeza de la radio no es sólo tecnológica (fácil de emitir con pocos medios); hablamos de la voz que se mete en nuestra casa, en nuestra vida, en nuestra cama y que da calor sabiendo que al día siguiente, la cita se repetirá.

Me alegro de haberla conocido, de haberla creado, de haber formado parte, porque creo que me enriqueció más a mí que yo a ella. Y porque es de esos pequeños placeres de la vida inigualables y por supuesto de momentos irrepetibles. Por eso deseo que no desaparezca nunca este medio de comunicación. Aunque sea en Internet o vete a saber que otro futuro invento. Por eso más que pedir, tengo que dar gracias. Y aunque me dedico a fotografiar imágenes, que según el dicho popular, valen más de mil palabras, he de decir bien alto que “una palabra puede inspirar más de mil imágenes”.





P. S.: Esta foto fue tomada el 22 de diciembre de 2003 en el estudio principal de Radio Ebro de Zaragoza. De izquierda a derecha los que están sentados son: Mamen Pardina, Juan Ramón Junqueras, Juanjo Morales y Alicia Pina. El que está de pie soy yo, el que suscribe.

sábado, 20 de junio de 2009

La ley reseca

Conozco el tesón del alcohol enjaulado en vidrio por liberarse a través de una compañía placentera que ayuda a olvidar, proporciona calor y divierte. Es algo más que una droga o un vicio. Es parte de la cultura humana a través de los tiempos. Hoy nos asusta ver cómo no podemos controlar el fenómeno llamado “botellón”. Nos asusta porque los padres de las jóvenes criaturas no pueden evitar que sus hijos beban lujuriosamente. No pueden inmiscuirse en su intimidad vigilando, encerrando cual niños que han hecho algo malo, o prohibiendo. Para ellos, los padres, parece que ya es tarde. Faltos de proveer una educación cercana que han delegado en los colegios, se enfrentan a una adolescencia y a la propia calle que enseña a sus hijos a ser lo que ellos creen que es la libertad.

Ahora el Ayuntamiento de mi ciudad, Zaragoza, accede a cortar por lo sano. La última alternativa; el castigo y la prohibición. El Estado ha fallado una vez más, los padres han fallado de nuevo.

Hace poco veía en televisión a un alto responsable de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) reconocer que acabar con las drogas es una utopía. Abogaba por la solución de la educación para que el individuo sepa elegir y actuar con responsabilidad. Creo que el problema no son las drogas, sería otro tema. El problema es la educación y el sentido común. Pero eso es aplicable a todas las edades. El problema del botellón recoge dos trasfondos: uno es el uso ya habitual de la bebida como elemento lúdico y de alteración de la conciencia. Otro es la carencia de responsabilidad que demuestran los jóvenes. Si los grupos que hacen botellón dejaran todo tan limpio como estaba antes de sus reuniones, el problema sería menos. Tan solo habría quejas de ruidos (que no es cosa baladí por cierto). Pero si por un lado he de reconocer que muchos jóvenes de hoy (qué tentador es generalizar) son auténticos desconocedores de las buenas maneras, por otro hay que decir que muchos adultos deberían volver a leer los antiguos libros del saber estar. España, es uno de los países que menos conciencia ciudadana de la convivencia tiene. La suciedad de las calles es general porque es común tirar colillas y papeles al suelo. En Zaragoza, es normal ver a ancianos sustraer flores recién plantadas por el Ayuntamiento. Nadie les multará por alimentar sus macetas privadas con el erario público. Por no hablar de adultos de todas las edades firmando con excrementos en la calle la incapacidad de alcanzar un lavabo. Las cloacas harán el resto.

No debemos centralizar el problema de la mala educación y la mala responsabilidad en los jóvenes cuando muchos adultos son un ejemplo a no seguir. Cuando viajamos por otros países europeos salta a la vista que por las calles de nuestras ciudades españolas caminan piaras en lugar de gentíos…

Esta ley del botellón creo que es fruto de una presión social y política que habrá que ver cómo funciona. Recuerdo que los jóvenes de mi ciudad sólo se manifiestan cuando les agreden sus forma de vida y de ocio. En los últimos años no he visto manifestaciones contra la “vivienda”, el “paro juvenil” y otros temas de interés vital. Sí por el contrario recuerdo la que se armó en Zaragoza por el cierre de bares a horas más tempranas. Los jóvenes deberían hacer acto de contrición pues ser educado y limpio no cuesta nada. Pero el Estado debería ser coherente. Y sobre todo, los padres, educar de verdad. No castigar ni delegar en colegios lo que deberían inculcarles ellos. Este parche social dará que hablar. Pero quería comentarlo y me pongo por supuesto en la piel de los jóvenes que para salir de marcha necesitan un dineral.

No obstante siempre se puede corregir. Ellos pueden ser más limpios y más respetuosos con los demás. Así la sociedad será más condescendiente con ellos y no más represora.